Los perros del aire: La historia de Manana

10,00€
Autor: 
Juan Ángel Laguna Edroso
Los perros del aire: La historia de Manana

Lo llamaron el cataclismo. Un eufemismo de descreídos para no hablar de la ira de Dios, un término que salvaguardaba el orgullo herido de una civilización al tiempo que permitía sentirse menos responsable. No impidió que se tuvieran que replegar tras los muros de las metrópolis, urbes sin mesura que se alzaban como nuevas torres de Babel en páramos abandonados a la barbarie y la salvaje mano de la naturaleza. Tampoco que una nueva casta sacerdotal se instalase en sus alturas y tendiese sus tentáculos hasta los niveles inferiores.

Pero incluso la asfixiante cúpula de la metrópolis tiene sus fisuras, y por ellas emprenden el vuelo los aviadores: pilotos intrépidos capaces de servir de nexo entre el exterior e intramuros. Unos los consideran contrabandistas, otros meros mercenarios, piratas de las alturas o simples transportistas, pero incluso la curia recurre a ellos cuando se trata de obtener determinadas mercancías. Hay quien los conoce como los perros del aire.

El capitán Manana es ya un veterano piloto cuando el destino le reparte las cartas equivocadas. A partir de ese momento, se verá envuelto en una conspiración que puede poner en juego el destino de la propia metrópolis, una conjura frente a la cual sus mañas de perro viejo quizás no sean suficientes. Una última batalla que tal vez no merezca la pena luchar.

Bajo el título «La historia de Manana», este libro recoge «Hipótesis de un muerto en una metrópolis», folletín votado por los lectores de OcioJoven.com como mejor relato del año, junto a dos nuevos arcos argumentales: «Huesos que ondean en un mar agitado» y «Un tren serpentea sobre los huesos del infierno», con los que se cierran las andanzas de este entrañable perro del aire. En sus páginas, aberraciones de ultratumba, combates aéreos, enclaves perdidos en la jungla y aventura a raudales os esperan.

Ilustración de cubierta: Pedro Belushi

Colección: DieselGoth

Páginas: 
128
Datos del autor: 

Juan Ángel Laguna Edroso (Zaragoza, 1979) es ingeniero químico, inventor del libro de plástico, kendoka y escritor. En la actualidad vive en Ardecha, junto a los bosques donde la bestia de Gévaudan comenzó sus carnicerías, desde donde dirige la web OcioZero.com y compagina como puede su labor como presidente de Nocte, miembro de la Biblioteca Fosca y editor de Saco de huesos. Aún ha sacado tiempo para crear la revista Hierro y huesos y dedicarse a Calabazas en el Trastero, la publicación periódica de terror más longeva de España.

Como autor ha publicado Pesadillas de un niño que no duerme (23 Escalones, 2012), La vela, el entierro y otros relatos a los que nadie ha pedido su opinión (Gorgona Pulp Ediciones, 2012), Adraga (Grupo Ajec, 2011), Lección de miedo (Online Studio Productions, 2011), La casa de las sombras (DH Ediciones, 2010) y Cain encadenado (Editorial Premura, 2000) y en versión bilingüe francoespañola El niño que bailaba bajo la luna (Nuevos Soportes Gráficos, 2005) con ilustraciones de Jean Gilbert Capietto. También es responsable de la versión en castellano de Cazador de striges (23 Escalones, 2011).

Además ha ganado premios como el Domingo Santos o el A.C. Forjadores y publicado numerosos relatos en antologías y revista. También es el creador del universo de Megazoria, en el que se ambienta su novela Los designios del kraken.

En su página web, www.abadiaespectral.com, se recoge más información sobre sus proyectos actuales, sus premios literarios y sus publicaciones en Internet.

Las entregas de Hipótesis de un muerto en una metrópolis fueron votadas como mejor relato del mes en la extinta sección de Literatura de la web OcioJoven.com, que contaba con cientos de miles de usuarios únicos al mes, y el conjunto de la historia fue galardonado como mejor relato del año en la misma web. Esta es la primera versión íntegra revisada que se publica de las aventuras de los perros del aire.

Código identificativo: 
GOR-004

Aviso legal   |   Saco de Huesos Ediciones   |   Todos los derechos reservados